EL AHORRO FISCAL POR LA QUITA DE SUBSIDIOS A LA LUZ Y EL GAS SERÁ LA MITAD DEL ESPERADO ESTE AÑO

EL AHORRO FISCAL POR LA QUITA DE SUBSIDIOS A LA LUZ Y EL GAS SERÁ LA MITAD DEL ESPERADO ESTE AÑO

El ahorro fiscal por la quita de subsidios a las tarifas de electricidad y gas será de unos $47.500 millones en lo que resta del año, la mitad del calculado inicialmente, que rondaba los $110.000 millones.

La secretaria de Energía, Flavia Royón, brindó esa estimación tras una consulta en el marco de la conferencia de prensa para anunciar cómo queda la segmentación de tarifas.

«Estamos pensando en tarifas justas», remarcó. Aseguró además que la solicitud para pedir subsidios «sigue abierta», pero destacó que van a trabajar en «la identificación de aquellos que no se inscribieron» y necesitan el subsidio.

La secretaria de Energía estimó que el ahorro fiscal será de $47.500 millones para 2022 y de $455.000 millones en base anualizada.

«Esto es más de lo presupuestado originalmente, cuando se arrancó el tema de la segmentación porque se estimaba que solamente el 10% no iba a solicitar el subsidio y hoy tenemos en energía eléctrica 4,5 millones de usuarios aún no inscriptos y 3,5 millones en materia de gas», agregó.

Por su parte, Federico Bernal, al frente del ente de contralor Enargas, dijo que el nuevo esquema «tiene que ver con el ordenamiento tarifario con criterio federal y comprensión climática».

Bernal precisó que el aumento de la tarifa de gas para los que pierdan el subsidio será del 167%.

A su turno, el subsecretario de Energía Eléctrica, Santiago Yanotti, dijo que «se busca incentivar el ahorro del recurso, no llegando a medidas tan drásticas como están tomando algunos países».

En cuanto a la energía, Royón precisó que a aquellos que no pidieron el subsidio, se les retirará el 20% total del subsidio en una primera etapa. Mientras que los que llenaron la planilla, pagarán la tarifa plena hasta el consumo de 400 kWh.

En tanto, los usuarios del nivel 2, correspondientes a los sectores más necesitados, se les mantiene la tarifa actual sin aumento.

Sobre el aumento en la tarifa de agua, la encargada de anunciar los incrementos fue la titular de Aysa, Malena Galmarini, quien precisó que «un usuario de Aysa paga el 36% de lo que cuesta producir un litro de agua, el resto es subsidio».

La funcionaria explicó que los usuarios del nivel alto tendrán una quita total del subsidio desde 1 de noviembre.

Aclaró que «no es aumento de tarifas sino redistribución de subsidio, que aquellos que tienen la posibilidad distributiva hagan mayor esfuerzo que aquellos que no. Les va a aumentar a algunos y no a otros».

En tanto, los usuarios de medio y bajo consumo tendrán una quita en forma progresiva y se saca en forma definitiva en marzo del 2023.

Los de bajo consumo continuarán con un 15% de incremento hasta mayo del 2023.

Nacionales